Nació en Ámsterdam en 1632, hijo de judíos españoles emigrados a los Países Bajos, estudió hebreo y la doctrina del Talmud. Por la fuerte influencia que ejercieron sobre él los escritos de Descartes y Hobbes, se alejó del judaísmo ortodoxo. Su crítica racionalista de la Biblia provocó que fuese excomulgado y desterrado por los rabinos en 1656. Entre sus obras más destacadas se encuentran: Tratado teológico-político, Tratado de la reforma del entendimiento y La ética demostrada según el orden geométrico. La filosofía de Spinoza generó un importante rechazo en su tiempo, aunque un siglo más tarde sería recuperada y su influencia fue importante no sólo en el terreno de la metafísica, sino entre poetas románticos como Shelley y Wordsworth.