Nació en Nueva York en 1926 y murió en 1986 en Buffalo. Fue alumno de Wallingford Riegger y Stefan Wolpe, con quienes estudió composición. Su música se destaca por su tendencia a la experimentación y su estilo personal, en la que se reflejaba la influencia de otros compositores experimentales, como John Cage, Earle Brown, Christian Wolff, y la de algunos pintores como Jackson Pollock, Robert Rauschenberg y Mark Rothko. Feldman compuso música que habitaba en una zona entre categorías: entre lo visual y lo auditivo, entre el tiempo y el espacio. Mediante nuevos sistemas de notación abiertos y experimentales, y la implementación de métodos al azar, se propuso liberar al sonido de la retórica musical y del control del compositor. Arribó así a una noción no figurativa de la música, abstracta y concreta a la vez. Intentó ir aún más lejos, al concebir un sonido sin origen ni fuente, algo tan paradójico como el sonido de un instrumento abstracto. Se transformó en un compositor de “lienzos a tiempo”, que buscaba traducir al plano auditivo los estados de tensión e inmovilidad propios de las pinturas de Rothko, la inmediatez y urgencia expresiva de las técnicas del action painting de Pollock y las pinceladas vacilantes y aventuradas de Guston.