Reassembling histories by putting them into bodies that dance

Por Sonia Fernández Pan | Después de conocer la cultura de baile, y a pesar de todos sus prejuicios previos, esta cronista, curadora (in)dependiente, escritora y clubdancer, ha terminado por ser uno de los incontables cuerpos anónimos de las muchas pistas de baile del mundo. Empezó a bailar en 2003 y sigue haciéndolo de manera interrumpida, sintiendo predilección por la sonoridad y escena de los clubes de Berlín, ciudad en la que vive su confinamiento durante la pandemia del covid-19.

Ver más