NO HAY MANERA DE ESCAPAR

BORIS VIAN Y OULIPO

COLECCIÓN: NUMANCIA
TRADUCCIÓN: EDUARDO BERTI
ISBN: 978-987-1622-90-0
PÁGINAS: 144
AÑO: 2020

MATERIALES PARA DESCARGAR

PORTADA
FRAGMENTO

$960

No hay manera de escapar puede leerse al menos de dos maneras: como una novela policial con todos los ingredientes del género o como un particular trabajo colaborativo entre Boris Vian y Oulipo, el grupo de literatura potencial francés nacido en 1960, un año después de la muerte del autor.

Nos situamos en la década del cuarenta, en una ciudad del interior de los Estados Unidos. Frank Bolton regresa de Corea con el cuerpo tullido: perdió la mano izquierda en combate y se la reemplazaron por una incómoda prótesis de acero. Todavía lo acechan los fantasmas de las masacres ocurridas allí. Cuando llega a la mansión de su familia, lo sacude la noticia del asesinato de su primera novia. Pronto se irán sumando otras víctimas, como si alguien se hubiera ensañado con las personas importantes de su pasado. Acompañado del excéntrico y afeminado detective privado Narcissus Rose y de una galería de personajes de la época, rodeado de coches de lujo, bourbon y mucho jazz, Bolton trata de encontrar al culpable y, entre tanto, va narrando en primera persona cómo la guerra hizo mella en su vida y en la sociedad de su tiempo.

Boris Vian llegó a redactar cuatro capítulos y a bosquejar una sinopsis antes de dejar inacabada esta novela. El proyecto, comparable a la serie de policiales negros que él mismo firmó con el seudónimo de Vernon Sullivan –como Escupiré sobre vuestra tumba y Que se mueran los feos–, quedó archivado por años en una carpeta al cuidado de su viuda. Varias décadas más tarde, los escritores de Oulipo recibieron el manuscrito y lo concluyeron con un resultado deslumbrante. Aquí está el estilo distintivo de Vian, con su humor ocurrente y elegante, continuado por quienes más cerca se sienten de su legado y traducido al español por Eduardo Berti, único miembro argentino del grupo. Además de agregar acciones, personajes y guiños a otras obras, Oulipo celebra y retoma el ritmo y el suspenso propuestos por Vian. El efecto de lectura es notable: la voz se recrea con tal destreza que no sabemos a quién o a quiénes estamos leyendo, lo que demuestra que la literatura puede ser un juego colectivo y estimulante

(París, 1920-1959) novelista, dramaturgo, poeta, músico de jazz, ingeniero, periodista y traductor. Utilizó numerosos heterónimos, como Vernon Sullivan, Boriso Viana, o los anagramas Baron Visi, Brisavion, Navis Orbi o Bison Ravi, entre otros. Fue uno de los protagonistas de la bohemia intelectual, nutrida del existencialismo de Sartre, del barrio parisino de Saint-Germain-des-Prés en los años cincuenta. Su primera novela, Escupiré sobre vuestra tumba (1946), bajo la forma de una novela negra, fue una intensa denuncia del racismo que escandalizó al público francés por su violencia y pornografía. Fue prohibida en 1949 y reeditada de forma clandestina. En su siguiente obra, La espuma de los días (1947), el autor reflejó la frustración de su amor por Michelle, su mujer, que lo engañó con Jean-Paul Sartre. Publicó otros libros como El arrancacorazones, Que se mueran los feos y La hierba roja. Además de otras novelas y cuentos, escribió teatro y letra y música de canciones. Boris Vian murió a los 39 años de un ataque al corazón en la butaca de un cine durante el estreno de la película basada en su primera y polémica novela.